Lo que me dejó conversar con los productores de «La Segunda Muerte del Dios Punk»